top of page

FUERA DE TODA PERSPECTIVA

Actualizado: 10 oct 2023

Siempre he sido una persona muy analítica en todos los aspectos de mi vida, mi éxito se debe a mi sistema de toma de decisiones, nunca permito que mis sentimientos interfieran y evalúo los pros y contras de cada situación.

Cuando lo conocí sentí esa gran chispa, esa atracción mutua que no nos permitió separarnos en el resto del día. Una noche mágica llena de momentos inolvidables, a la mañana siguiente partí muy silenciosa, dejándole una nota muy sencilla, pero divertida, directa y al final el motivo de que quedara enganchado conmigo para siempre.

Cuatro meses de constante comunicación a distancia, confirmando los gustos semejantes que teníamos, promesas producto de fantasías y sueños basados en realidades inventadas en el momento. Llegó el momento de vernos de nuevo y la chispa seguía presente, todo iba de maravillas y la perspectiva era que pasaríamos los mejores momentos, hacía mucho tiempo que no confiaba en una persona tan rápido.

Esa segunda noche de compartir noté su primera debilidad de carácter, tuve que imponerme para que las perspectivas siguieran como lo habíamos planeado sin que otras personas interfirieran con ellas. Diez días intensos, disfrutando de la naturaleza, en general muy buenos, alegres y con muchas cosas positivas.

El día antes de su partida fuimos a visitar una amiga mutua, allí hizo su primer comentario ofensivo, la primera gran decepción que marcaría toda la relación.

Luego de un año conociéndonos, poco a poco fui descubriendo su mundo de fantasías y mentiras. Era el tiempo de hacer mi lista famosa, los pros fueron media página, los contras fueron 2 páginas completas. Eso no pintaba muy bien, pero todavía estaba esa chispa, los pros eran muy emocionantes y a pesar de que nuestra relación estaba fuera de toda perspectiva, quería luchar y darle otra oportunidad al amor.

Ocho meses después las cosas cambiaban para peor, nos amábamos y la chispa entre nosotros seguía como el primer día, el prometía cambiar muchos de esos contras para mejorar la relación, pero continuaba comportándose igual. El creía que yo siempre estaría junto a el, le perdonaría todos sus errores, humillaciones y ofensas en nombre del amor.

Un día tomé la decisión correcta, dejarlo ir para siempre. Creía que lo volvería a perdonar, pero han pasado 2 años y sus insistentes súplicas no me han convencido de darle otra oportunidad.

Una mujer como yo es lo suficientemente independiente e inteligente para tomar decisiones basadas en realidades, no en sentimientos. El precio que se paga por perder hasta la dignidad por un amor es muy alto y yo no estoy dispuesta a asumirlo. Me amo demasiado y yo soy la prioridad, la vida sigue y te ofrece miles de oportunidades, no las desperdicies aferrada a lo insalvable.

Confía en tus instintos, se fuerte y siempre ponte en primer lugar, he aprendido que cuando tu misma te valoras, los demás van a respetarte y eso es lo que te hará realmente inolvidable.


62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page